BUSCANDO UN BUEN MANUAL

CA00027304

Portada del manual

Carmen Peña-Ardid es la autora de este ensayo publicado en los años noventa en la interesante y amplia colección SIGNO E IMAGEN de Ediciones Cátedra.

El libro llama la atención desde el título porque parece abarcar las relaciones entre la Literatura y el Cine entre estas dos formas de Arte e industria. Con lógica sabremos que, después de leer las doscientas veinticuatro páginas del volumen, éste no puede presentar un estudio tan inabarcable. Tal vez el título induce al error desde el principio, aunque sea un título correcto, porque se trata de la Literatura en abstracto, como forma de expresión.

Sinceramente, trataba de dar una crónica lo más objetiva posible sobre dos temas que me apasionan o al menos me interesan, pero no voy a obviar que aunque el esfuerzo de hacer un estudio sobre dos disciplinas técnicas y artísticas afines y distantes a un tiempo, merecen respeto, también debe mostrar más pasión que correción y recolección de datos y citas -en sus idiomas originales, sin traducir: inglés, francés e italiano ocasionalmente-.

Quizá lo más interesante de todo el ensayo esté en dos tesis que apunta la autora. La primera es que el cine y la literatura además de compartir textos originales escritos, que luego son adaptados a la pantalla, no comparte más recursos, es decir, no usa mecanismos narrativos equivalentes.

La segunda tesis contradice a la primera ya que alude a la permeabilidad de un medio a otro, cómo se influyen, cómo se reutilizan o cómo se “contaminan” los dos objetos de estudio.

¿Parece pedante todo lo expuesto hasta el momento?, pues quizá sí, pero nunca llegará al nivel que consigue este tedioso ensayo que desvirtúa por aburrimiento los valores de la literatura y el cine en párrafos lánguidos, farragosos, malheridos por anotaciones a pie de página (604 concretamente). La claridad y la amenidad podrían ser buenas herramientas para demostrar esta larga relación y atracción que mantienen la Literatura y el Cine.

Seguiremos buscando un libro más adecuado para reconocer el contacto entre ambas materias, narrativas al fin y al cabo.

Pero como el saber no ocupa lugar (ni la ignorancia tampoco) pueden consultar la ficha del ensayo: Literatura y Cine.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s